2017-11-21

Síntomas, causas y tratamientos de la esquizofrenia organizacional.

Cómo sanar la esquizofrenia organizacional. 

Por Eugenio de Andrés. 

Navactiva.

bad-boss.jpg
Síntomas, causas y tratamientos de la esquizofrenia organizacional

La esquizofrenia organizacional es la disociación, más o menos radical, entre lo que se piensa y lo que se hace en una empresa, entre el discurso y la realidad. ¿Cuáles son sus síntomas, sus causas, su tratamiento...?


Algunos rasgos médicos de la esquizofrenia


Desde el punto de vista médico, los manuales describen la esquizofrenia (del griego schizo: "división" o "escisión" y phrenos: "mente") como "un conjunto de síntomas y signos que suponen una mutación sostenida de varios aspectos del funcionamiento psíquico del individuo, principalmente de la conciencia de realidad y una desorganización neuropsicológica más o menos compleja, en especial de las funciones ejecutivas, que lleva a una dificultad para mantener conductas motivadas y dirigidas a metas y una significativa disfunción social."

En realidad la esquizofrenia es una enfermedad que está incluida, junto con otras patologías, dentro de la psicosis ("desorden mental severo, con o sin un daño orgánico, caracterizado por un trastorno de la personalidad, la pérdida del contacto con la realidad y causando el empeoramiento del funcionamiento social normal").

¿Cuáles pueden ser los principales síntomas para identificar si una persona sufre esquizofrenia? Pues si por analogía traemos a colación la magnífica película del maestro Alfred Hitchcock "Psicosis" seguramente recordaríamos algunos, incluyendo ese "desdoblamiento" de personalidad (el síntoma de "oir voces" extrañas que dan indicaciones de actuar en determinado sentido suele estar presente en estos enfermos).

Otros síntomas podrían ser "pensamiento desorganizado (laxitud asociativa), delirio, alteraciones perceptuales (alucinaciones), alteraciones afectivas (en el ánimo y emociones) y conductuales".

En términos menos científicos podríamos entender la esquizofrenia como la disociación, más o menos radical, entre lo que se piensa y lo que se hace.

¿Puede una organización padecer esquizofrenia?


Según Fernández Aguado las empresas también pueden padecer esquizofrenia. Desde un punto de vista organizacional podría definirse como: "Organizaciones con comportamientos divergentes entre lo que se piensa, se dice y se hace. El discurso y la realidad no coinciden, con el inevitable malestar e hilaridad que causa esa incoherencia".

Síntomas de la esquizofrenia organizacional


¿Cómo identificar si nuestra empresa puede estar sufriendo de esquizofrenia organizacional? He aquí una serie de síntomas comunes a las organizaciones con esta dolencia:

  • Se atiende bien al cliente "externo" y mal al cliente "interno".
  • Se pide iniciativa, pero se penalizan claramente los errores.
  • Se solicita participación, pero se imponen las decisiones.
  • Se solicitan esfuerzos importantes, pero no se acompañan de las recompensas y reconocimientos
  • Se habla de trabajo en equipo, pero se premian los desarrollos individuales.
  • Se proclama confianza, pero aumentan los controles.
  • Se enfatiza que el capital humano es lo más importante, pero no existen políticas de gestión de los recursos humanos.

Si después de reflexionar unos instantes sobre el estado de su organización, de una manera adulta y crítica, usted identifica un buen número de síntomas similares, es posible que su organización esté sufriendo de esquizofrenia organizacional.

Causas de la esquizofrenia organizacional


Llegados a este diagnóstico lo más importante será identificar cuáles son las causas, para actuar sobre ellas. Fernández Aguado identifica algunos orígenes de esta enfermedad:

  • Personas inseguras en puestos directivos.
  • Incapacidad para afrontar y gestionar adecuadamente los conflictos.
  • Cambios bruscos en el entorno que no han sido asimilados suficientemente (produciéndose una disociación entre la realidad y lo que nosotros pensamos que es esa realidad).
  • Crecimientos orgánicos descontrolados, que derivan en falta de coherencia entre unas actuaciones y otras, entre unos departamentos y otros, ...
  • Falta de identificación de un modelo claro de gestión, que explicite los valores de la organización, las formas de hacer, ...

En los famosos comics de Gosciny y Uderzo "Astérix y Obélix", éste último utiliza una expresión habitualmente para referirse a sus enemigos "están locos esos romanos". Desgraciadamente en muchas ocasiones nosotros repetimos esa frase, literalmente, para hablar de nuestra propia organización.

Tratamientos para la esquizofrenia organizacional


Hay una condición necesaria, pero no suficiente que será previa a cualquier tratamiento. En el mundo sanitario podríamos hablar de la "voluntad del paciente por querer curarse". A muchos nos han recomendado que para tratar cierta enfermedad tenemos que hacer un régimen o dejar de fumar o hacernos un chequeo periódicamente o realizar ejercicio…, pero un buen número de personas no nos ponemos a ello o lo dejamos pronto. Así no será fácil que, a pesar de los medicamentos, nos curemos.

En el mundo de la empresa puede suceder algo parecido. La organización, y especialmente el Comité de Dirección, debe ser consciente de la existencia de la patología y sobre todo de la necesidad de poner en marcha determinadas actuaciones para su tratamiento. Si los miembros del Comité no creen en ello y apoyan seriamente los posibles tratamientos será difícil, por no decir imposible, conseguir superar la patología identificada.

Quizás el tratamiento para sanar la esquizofrenia en la empresa no reclame exactamente el mismo protocolo que el tratamiento de la esquizofrenia como enfermedad, que suele tratarse con algún acto médico concreto (por ejemplo, con psicoterapia) o con un medicamento (en este caso un neuroléptico o antipsicótico que es un fármaco que actúa en el cerebro y que puede servir para, por ejemplo, hacer desaparecer las alucinaciones).

Probablemente en el mundo de la empresa será necesario combinar varios tratamientos/actuaciones,ya que el origen de la enfermedad será plural, no habrá una única causa que ocasione la enfermedad, sino que su principio estará identificado en distintos focos.

Algunas actuaciones que ayudarán a curarla


A continuación vamos a identificar algunas de las actuaciones que pueden ayudar a los directivos de las organizaciones a curar la esquizofrenia organizacional en su empresa.

1. Diseño de un modelo de dirección que favorezca una profesionalización de esta función.


En ocasiones, las organizaciones hemos comenzado prácticamente de la nada, sacando adelante un primer proyecto que ha hecho que sentáramos las bases de nuestra empresa. Las personas que al inicio estábamos liderando no estábamos preparadas, tal vez, para gestionar una entidad más compleja, diversa y competitiva. Por tanto, necesitamos reajustar nuestras capacidades con los requerimientos actuales. Las herramientas de coaching con los equipos de dirección son muy eficientes (siempre que se vea la necesidad por parte de estos directivos) porque generalmente logran avances muy significativos en la profesionalización de la función directiva.

2. Identificación de los valores y comportamientos corporativos.


Tener explicitados cuáles son los valores corporativos ayuda a fomentarlos y potenciarlos. Crear equipos de trabajo que se dediquen a desarrollarlos, a poner en práctica la "deontología corporativa" es un buen antídoto para ir reduciendo las discrepancias entre nuestras formas de hacer y nuestros discursos formales.

3. Programas y actuaciones de "benchmarking".


El perder el sentido de la realidad, desafortunadamente, es una cuestión que acontece con mayor frecuencia de lo que pensamos. El tener un contraste con el exterior, aunque éste sea duro y molesto, es una "medicina" que hemos de tomar.
El "benchmarking" permite actualizar nuestros modelos y actuaciones, nos facilita una visión actualizada del entorno en el que nos desenvolvemos, nos pone "ante el espejo", ... Así conseguiremos que no exista una brecha tan significativa entre la realidad y nuestra percepción de la realidad.

Algunas actuaciones aisladas


Finalmente vamos a subrayar algunas actuaciones (vitaminas) aisladas que, sin poder ser consideradas per se como un tratamiento, ayudan a poner en marcha el proceso de recuperación, a introducir la "vacuna" para la esquizofrenia:

  • Jornadas de convivencia que den lugar a un clima más informal, cercano y distendido a las relaciones permitiendo contratar ideas (outdoor training y team building),
  • Crear concursos de ideas que exijan equipos multidisciplinares,
  • Crear protocolos de actuación homogéneos entre diferentes figuras ("si a mí mi responsable me pide que haga un seguimiento periódico de mis proyectos, espero que alguien haga un seguimiento periódico con los proyectos que gestiona mi responsable"),
  • Fomentar la incorporación de nuevos profesionales provenientes del "exterior" con una visión más actualizada de cómo está el sector/competencia, ...

Para abordar cada una de estas posibles dolencias tomamos como referencia datos del libro citado y también de "Formar Directivos", del profesor Fernández Aguado (editorial IIBM), y del "Diccionario de Patologías" de Javier Fernández Aguado, Marcos Urarte y Francisco Alcaide (LID).

(Javier Fernández Aguado, pensador y speaker español, socio fundador de MindValue y miembro de Top Ten Management Spain, es autor del libro Patologías Organizativas, donde analiza el comportamiento y principales enfermedades que pueden sufrir las organizaciones).

Eugenio de Andrés, Socio Director de tatum
18 de agosto de 2010

Eugenio de Andrés

Experto en Innovación de Management y RRHH. Apasionado de las buenas ideas.
Tatum
Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE
Madrid y alrededores, España
https://www.linkedin.com/in/eugeniodeandres/
https://twitter.com/rrhhypersonas

Licencia:
No especificada.

…………………

Fuente: NavActiva  

Imagen: Bad boss


Artículos relacionados: