2017-11-11

7 metáforas para explicar la organización-empresa.

7 metáforas para explicar la empresa. 

Por Julen Iturbe.  

Consultoría Artesana.

enterprise-metaphor.jpg
7 metáforas para explicar la organización-empresa

Repasando cosas de aquí y de allá, buscando líneas sobre las que avanzar para comprender mejor cómo funcionan las organizaciones, he encontrado en el típico manual de psicología de la organización una pequeña lista de metáforas útiles.


El original está en Images of Organizations, de Gareth Morgan. Yo las he tomado de Psicología de la organización, un manual editado en Pearson Educación y coordinado por Francisco José Palací Descals. Las repaso mientras dejo volar un poco la imaginación.

1. La organización como máquina.


Quizá la más arraigada porque se basa en esa profunda convicción de causas que provocan efectos. Creo que es la visión moderna de la eficiencia. Encierra un modelo realmente reduccionista y conviene estar alerta ante diseños que tomen la máquina como ideal de funcionamiento “perfecto” de una organización.

2. La organización como organismo, capaz de adaptarse.


Nace, crece, se desarrolla y muere. Funciona interactuando con otros “semejantes” y conforma unidades mayores. Interesante para comprender el movimiento, pero también para mostrar las incongruencias en que a veces caen. Algunas condiciones relevantes: la porosidad, la especialización de ciertas partes, el cerebro como gran analista y decisor, la sangre como dinamizador de la comunicación entre todas las partes o el esqueleto como soporte estructural del conjunto. Bonita metáfora.

3. La organización como un cerebro


La organización como un cerebro, que reduce el organismo a esa parte del cuerpo asignándole sus características. Capaz de tomar decisiones basadas no sólo en lo racional sino también en la intuición, el cerebro gobierna el organismo. Complejo, lleno de pequeñas unidades que interactúan y representan partes del conjunto. Conectividad como símil para la eficiencia y para ser competitivo.

4. La organización como un sistema político y de dominación


La organización como un sistema político y de dominación, que se fija sobre todo en el conflicto como eje natural de la empresa. Poder, explotación, intereses e influencia recorren todos los rincones para explicar qué ocurre y por qué ocurre. Más allá de la racionalidad de ventajas e inconvenientes, el afán de poder explica mucho mejor lo que acontece. Y si a esto le añadimos el dinero y el status que proporciona…

5. La organización como prisión psicológica


La organización como prisión psicológica, debido a la existencia de lo que en este blog acostumbramos a denominar “perímetros de seguridad”. Admite interpretación positiva (seguridad) pero en muchos casos se convierte en un factor limitante de la persona. En la relación de los individuos con la empresa se va generando una progresiva dependencia respecto a esta. Hay que estar dentro no tanto por lo que proporciona sino por lo que nos faltaría en caso de salir de allí. ¿La organización como secta?

6. La organización como flujo de cambio y transformación


La organización como flujo de cambio y transformación, que coloca el foco en el carácter dinámico de la empresa. Se entiende en la medida en queda inserta en una cadena de valor donde se producen progresivas mutaciones en objetos tangibles e intangibles. Hace alusión al movimiento de energía, al flujo continuo, a la permeabilidad de influencias. La transformación es uno de los grandes elementos sobre el que hoy en día se hace pivotar el rol de la empresa. Más allá de la innovación.

7. La organización dentro del caos y la complejidad.


La idea de fondo es cuestionar la estabilidad y el control como objetos de deseo en la empresa. En tanto que hoy en día predominan los procesos de carácter no lineal, la autoorganización y la complejidad dinámica, no sirve comprender a la empresa como máquina. Por tanto, es mejor jugar con un ojo puesto en la teoría de sistemas y el otro en las ciencias del caos y la complejidad.

Pues esto es lo que hay.
En tanto que este blog me sirve -también- para que no se me escapen algunas cosas con las que ando maquinando, he preferido dejarlo escrito. Quizá a alguien le sirva de inspiración.

Porque las metáforas son un poderoso transmisor de ideas, ¿verdad? Si no, que se lo pregunten a Amalio

A mí, leyendo todo lo anterior, me vienen a la cabeza otras metáforas alternativas. Por ejemplo: el cyborg, la huerta, la religión, el ejército o los líquidos. Pero de eso ya hablaremos otro día.

Escrito por Julen
el 3 de noviembre, 2010

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.
Julen Iturbe-Ormaetxe en LinkedIn:
Consultor Artesano at Consultoría Artesana en Red
Consultoría Artesana en Red
Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE
Bilbao y alrededores, España
https://www.linkedin.com/in/juleniturbe/
https://twitter.com/juleniturbe

Licencia:

Creative Commons. Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 España (CC BY-SA 3.0 ES)

---------------------------

Fuente: Consultoría Artesana en Red   

Imagen: Enterprise metaphor 


Del mismo autor:

Julen Iturbe:

Artículos relacionados: